Busca PortaBicicletas por marca

SARIS PORTA BICICLETA

Los mejores saris porta bicicleta

En portabicicletas liquidamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de adquisición. No tenemos interés en ningún artículo concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros beneficios proceden de una comisión del corredor sea cual sea tu adquisición, lo que nos permite ser efectivamente independientes.

¿Por qué un saris porta bicicleta?

No todos tenemos un coche amplio con el que nos podemos admitir abatir los asientos y llevar las bicicletas en la parte trasera. En muchos coches el baúl no se conecta con los asientos traseros.

Más de 1 se las ingenia y la coloca en la parte trasera, pero deben ir sujetas con los cinturones que se adaptan a las personas, pero no es tan sencillo colocarlos en una bicicleta. Esto sin contar el realizable daño en los asientos y que estamos destinados a no llevar compañía.

Si en el coche debemos ir más de dos personas, la solución a veces es colocarlas en dentro del portaequipajes del techo del coche, y no siempre entran correctamente.

Recurso como atarlas con cintas, sogas, y otros ingeniosos trucos que salen de la mente con tal de ir con la bicicleta a dónde sea, no siempre resultan seguros e incluso podemos arriesgarnos a una multa o a perder la bici por el camino (con todo lo que ello conlleva). Salir a la carretera y que de pronto “algo” o la misma bici se suelte, puede ocasionar un grave accidente.

Mejor tener el soporte adecuado que nos permita transportar la bici de forma segura, cómoda y práctica; cuidando la bicicleta, el auto y resguardando a todos de imaginables accidentes.

Recomendaciones

Hay diferentes tipos de saris porta bicicleta dependiendo del lugar donde los coloquemos en el auto y del sistema de sujeción.

El más común de todos es el saris porta bicicleta de maletero o de puerta trasera. Son los más económicos, pero no los más sencillos de usar porque cada vez que no lo utilicemos debemos desmontarlo, abrir el cajuela con las bicis colocadas es inviable. Con este sistema las biciclos van pegadas una con otra y contra el carro, con lo cual pueden rayarse entre sí. Como recurso se puede aprovechar algunos protectores, pero no cubren toda la superficie y ya es contar con accesorios extra.

Las restricciones son las mismas que con los saris porta bicicleta de portón, pero en éstos casos debemos al maniobrar, debemos tener en cuenta que el coche aumenta su largo, ya que el soporte para las bicicletas supone un suplemento en la parte trasera.

En general requieren de la instalación de barras en el techo. Permiten la invisibilida trasera y despeja el acceso al maletero. Son recomendados para las bicicletas de gama alta, puesto que se ensucian menos por el camino.

Contando el coche, la altura no debe sobrepasar los 4 m, la anchura no debe sobrepasar los retrovisores y de largo puede sobresalir como mucho un 15% más por detrás del auto y debe estar señalizado obligatoriamente.

Sea cual sea el sistema, debemos que tener en cuenta que le estamos sumando peso y volumen al vehículo. Esto tendrá un repercusión sobre el centro de gravedad, el rozamiento, la aerodinámica, etc. Podemos notar diferencias al rotar el automóvil, en la velocidad, el consumo de combustible, etc.

La frecuencia de aplicación no es menos importante, teniendo en cuenta que muchos de los saris porta bicicleta debemos descolocarlos. Si vamos a salir de forma esporádica con las biciclos, mejor uno de techo; para usos más ocasionales podemos recurrir a un saris porta bicicleta de puerta trasera porque son los más económicos; pero si somos de salir con la bici de paseo habitualmente, mejor 1 de enganche porque se instalan y cargan de manera simple y rápida.

Cada saris porta bicicleta trae especificaciones con respecto al tamaño y número de bicis que puede abarrotar. Más allá de cuántas biciclos carguemos, debemos conocer las medidas de cada una de ellas.

La forma de colocarlo es extremadamente elemental, la rueda delantera y trasera se sujeta mediante hebillas micrométricas, similares a las utilizadas en los rollers, que se adaptan a todas las ruedas y sostienen la bici con firmeza evitando que se mueva o tambalee. Tanto la apertura como el cierre de las hebillas, es sencillo y acelerado.

El soporte para el cuadro es de cierre breve, al levantar la palanca se abren dos presillas para que coloquemos la biciclo, y al bajar la palanca las presillas harán presión en el cuadro hasta que quede firme. En cuadros redondos se adapta de 22 a 77 mm, y en cuadros ovalados de tamaño máximo de 65 x 80 mm.

El manual señala que no podremos utilizar este soporte en cuadros de carbono, aunque algunos expertos lo han probado en bicis de carbono y no han tenido ningún inconveniente. Lo que si es seguro es que no es un soporte apto para bicis infantiles.

Las presillas que sostienen la estructura tienen unas gomas para evitar rayaduras y marcas, aunque se pude optar por poner unas pegatinas en el cuadro y ofrecer una protección extra.

Su capacidad de bulto es de 17 kg y el peso del portabicicletas de 3,5 kg, contar con este número a la hora de emprender el viaje. Podremos situar varios portabicicletas de este tipo uno al lado del otro, cambiando la dirección del soporte para que los manillares de las bicis no se choquen entre sí. Viene pre ensamblado, y lo bueno es que Thule es una marca que tiene repuestos para sus saris porta bicicleta.

Al ser un saris porta bicicleta de techo, si el auto es muy alto subir la bici nos costará un poco. En bicicletas grandes como las de mtb, con ruedas de 29 pulgadas y talla XL, no aporta una sujeción del todo buena.

La sujeción de las bicicletas al soporte es de forma individual. Mediante una presilla regulable en el ajuste se coloca cada bici en el amarre señalado para el cuadro; cada biciclo viaja protegida y sin rozarse una con otra. Cada amarre se puede girar, para adaptarse mejor de acuerdo a cada forma y tamaño del cuadro de bici.

Es un portabicicletas ligero, económico y es apto para bicicletas de críos. Si no somos asiduos viajantes con la biciclo acuestas es más que suficiente.

Este modelo de saris porta bicicleta es de los que van acoplados a la parte trasera de los carros y está preparado para transportar tres bicis de hasta 16 kilos cada una. Se acopla a la mayoría de coches, es ligero pero seguro y su montaje es bastante sencillo.

Las barras están diseñadas en forma de arco y tienen distintos niveles de altura para separar con holgura cada bici. Las patas de las barras que se apoyan en el auto son de goma para no dañar la pintura. También lleva unas correas para asegurar las bicis.

De todas formas el comprador tendrá que asegurarse antes de adquirir este producto de que el cuadro de su bicicleta sea compatible con el portabicis.

Una opción más económica para hacerse con un portabicis práctico pero que puede cumplir perfectamente para transportar en la parte trasera del carro tres bicis aunque la estética no es su mayor fuerte.

Utiliza un sistema de correas que se ajustan a la parte superior e inferior del automóvil y es compatible con cualquier tipo de carro. Las barras donde van situadas las bicicletas llevan unos amarres de goma que ayudan a proteger las bicicletas para que no tengan ningún deterioro durante su transporte.

Portabicis para el auto, cuál mercar

Son más caros que los anteriores (desde unos 160 euros), y requieren la instalación previa de la bola de remolque. Consisten en una especie de plataforma sobre la cual se pueden acoplar las bicicletas mediante cintas o pinzas especiales, y la plataforma, que normalmente incluye sus propios pilotos y portamatrícula  queda sujeta a la misma bola. Entre sus ventajas está el factible montaje de las bicicletas, y que permiten abrir el portón del maletero. Como inconvenientes, además de ser los más caros (sólo instalar una bola de remolque puede constar entre 400 y 1.000 euros, según el vehículo), aumentan mucho la longitud del automóvil, lo que dificulta las maniobras de aparcamiento. También hay que contar con espacio para guardarlos cuando no se utilizan.

Portabicis para el coche, cuál adquirir

Si estás en el proceso de adquisición de un vehículo nuevo y utilizas con frecuencia la biciclo, existe un sistema que combina lo mejor de todos los anteriores, y que deberías tener en muy cuenta. Se llama “FlexFix”, y lo ofrece Opel en sus gamas Corsa, Astra, Meriva y Antara (a partir de enero también estará disponible en el nuevo Astra Sports Tourer, la versión familiar del Astra). El FlexFix de Opel es un sistema portabicis integrado en el coche que permite transportar dos bicicletas de cualquier tamaño (ruedas de entre 18 y 28 pulgadas, y hasta 40 kg en total). Es el sistema portabicis más sencillo de utilizar, rápido y ergonómico de cuantos he podido probar, y te aseguro que los he probado todos, incluyendo el FlexFix. Además, también es de los más seguros.

No voy a marearte mucho describiendo el sistema. Sólo te diré que utiliza una plataforma integrada bajo el piso del cajuela (este es el único inconveniente, que hay que renunciar a la rueda de repuesto, pero la mayoría de los coches vienen ya con kit antipinchazos) que desliza y se esconde en el parachoques trasero. Sacar la plataforma, instalar los pilotos y acoplar las bicis es cuestión de un par de minutos, como puedes ver en este vídeo del FlexFix.

Las ventajas del sistema Opel FlexFix son evidentes: no se necesitan herramientas, y tampoco espacio para guardarlo, pues lo llevas siempre en el auto. Tampoco roba espacio, las biciclos se montan con facilidad al quedar a una altura accesible, y es el sistema portabicis que menos perjudica el comportamiento dinámico del vehículo, sin ruidos aerodinámicos, y con ahorros de combustible que, según Opel, llegan a ser de hasta 2 litros respecto a los portabicis de techo. ¿Inconvenientes? Pues sólo le veo uno, que sólo puedes contar con el sistema FlexFix si lo encargas en un automóvil nuevo, ya que no se puede instalar a posteriori. El precio, desde 460 euros, no es caro para las ventajas que ofrece, sobre todo si le restas lo que ya te costaría un buen portabicis de bola, el más parecido al sistema FlexFix en cuanto a usabilidad y prestaciones.

¿Cómo mercar el mejor saris porta bicicleta para ti?

Al comprar un saris porta bicicleta, lo primero que debes decidir es dónde desearás montarlo en tu coche, pues como ya mencionamos, tienes 3 opciones y elegir la correcta dependerá de varios factores: tu presupuesto, cuántas biciclos deseas transportar, cuánto pesan esas bicis, qué tan altas son y el tipo de coche que tienes.

De hecho, los portabicicletas montados en el techo y en la cajuela o puerta trasera son más comunes que aquellos que requieren de un soporte de enganche, aunque, mejor veamos con más detalle cada uno:

Portabicicletas hatch-mounted

Los portabicicletas hatch-mounted son aquellos que se ajustan a la cajuela o cajuela del vehículo a través de una serie de correas y trinquetes, siendo normalmente la opción más barata y no requiriendo (generalmente) ningún hardware adicional, aunque, es posible que necesites una placa y un panel luminoso por separado si el portabicicletas se asienta de forma particularmente baja en tu vehículo.

Los positivos

  • Es sencillo abarrotar bicicletas pesadas, ya que no tienen que levantarse muy alto.
  • En gran parte se encuentran ocultos detrás del vehículo y a gran distancia del viento, por lo que tiene menos efecto sobre el consumo de combustible que un portabicicletas de techo

Los negativos

  • Deberás asegurarte de que sea compatible con el diseño de arranque.
  • La mayoría están limitados a un máximo de 2 o 3 biciclos.
  • A menudo el acceso libre a la cajuela estará restringido.

Además de que deberás tener cuidado de no echar a perder la pintura de tu coche.

Portabicicletas tow-mounted

Finalmente hablemos de portabicicletas con soporte de enganche, el cual soportará tu biciclo por sus ruedas, además de contar con un estante colgante que lleva la bici por su tubo superior.

Los positivos

  • Son muy fáciles de abarrotar.
  • Tienen el menor efecto en el consumo de combustible.
  • No dañan la pintura o la carrocería de tu coche ya que el dispositivo soporta todo el peso.

Los negativos

  • Necesitarás de una placa y un panel luminoso por separado.
  • Algunos modelos restringen el acceso a la cajuela.

Y, claro, el costo, el cual suele ser menos accesible.

Razones para comprar:

  • Capacidad de cargamento de 20 kg y compatibilidad con la mayoría de las biciclos.
  • No restringe diafanidad ni acceso a la cajuela.
  • fácil de usar y de guardar.
  • Cuenta con un soporte de cuadro y bandejas de ruedas para ubicar tu biciclo.
  • Hace un buen trabajo de protección al mantener tu biciclo segura y en su lugar a través de la abrazadera central y los trinquetes de las ruedas, además de incluir una cerradura.

Incluso, Thule ofrece un adaptador de bicicleta para neumáticos súper gruesos.

Razones para evitar

  • Sólo puede transportar 1 sola bicicleta.
  • No hará maravillas por tu consumo de combustible (algo para tener en cuenta si estás planeando viajes largos por carretera).
  • El protector de carbono no está incluido.

Aunque lo anterior ayuda a mantener un precio bajo, además de que, en todo caso, puedes montar más de un dispositivo en las barras del techo si es necesario.

Thule ProRide Roof Bike Rack

Thule es, sin duda, uno de los nombres líderes cuando hablamos de los preferibles portabicicletas, dándonos este excelente modelo que, además, no dejará en ceros tu cuenta bancaria.

Razones para adquirir:

  • Capacidad de carga de 20 kg y compatibilidad con la mayoría de las biciclos.
  • No restringe diafanidad ni acceso a la cajuela.
  • sencillo de usar y de guardar.

Aunque, si vas a cargar 2 bicicletas o más, vale la pena totalmente.

  • Cuenta con un soporte de cuadro y bandejas de ruedas para poner tu bici.
  • Hace un buen trabajo de protección al mantener tu bici segura y en su lugar a través de la abrazadera central y los trinquetes de las ruedas, además de incluir una cerradura.

Incluso, Thule ofrece un adaptador de bicicleta para neumáticos súper gruesos.

Razones para evitar

  • Sólo puede transportar 1 sola bici.
  • No hará maravillas por tu consumo de combustible (algo para tener en cuenta si estás planeando viajes largos por carretera).
  • El protector de carbono no está incluido.

Aunque lo anterior ayuda a mantener un precio bajo, además de que, en todo caso, puedes montar más de un dispositivo en las barras del techo si es vital.

Thule VeloCompact 2

Como vimos, los portabicicletas tow-mounted tienen una serie de ventajas sobre los de techo o las alternativas montadas en la parte trasera, incluidas la facilidad de práctica (sin perder el tiempo con correas de trinquete o levantar la bicicleta en el techo) y una mejor economía de combustible. Sin embargo, no hay forma de evitar el hecho de que son caros, especialmente si necesitas instalar el soporte de enganche.

No obstante, el Thule VeloCompact 2 es mejor, pues es una opción de rango medio que hace todo lo que necesitas en este campo, teniendo todas las características siguientes:

Razones para obtener:

  • Capacidad para 2 biciclos.
  • Montaje y empleo súper sencillo gracias a las bandejas de ruedas extensibles, los trinquetes micro ajustables y los brazos de sujeción desmontables.
  • Su diseño inclinable permite acceder a la cajuela.
  • Para tu seguridad es completamente bloqueable.

Aunque, como en cualquier otro, no recomendamos dejarlo desatendido por períodos prolongados.

Razones para evitar

  • Su precio no es tan accesible.
  • Necesita de un soporte de enganche. 
  • Sólo tiene capacidad para cargar 2 bicis.

Aunque, existe un modelo más caro, el VeloCompact 3 que tiene espacio para, lo adivinaste, 3 biciclos.