Busca PortaBicicletas por marca

PORTABICICLETAS YAKIMA

Los mejores portabicicletas yakima

En portabicicletas ejecutamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor determinación de adquisición. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros beneficios proceden de una comisión del mercader sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser objetivamente independientes.

Si en el carro debemos ir más de 2 personas, la solución a veces es colocarlas en dentro del portaequipajes del techo del carro, y no siempre entran correctamente.

Mejor tener el soporte adecuado que nos permita transportar la biciclo de forma segura, cómoda y práctica; cuidando la biciclo, el automóvil y resguardando a todos de factibles accidentes.

Suelen soportar hasta 4 bicicletas y conllevan una serie de restricciones de tránsito con las bicicletas cargadas, como no sobrepasar la anchura del automóvil, no deben tapar la matrícula y las luces; en caso de que los tapen debemos colocar matrículas y luces auxiliares.

Los portabicicletas yakima de techo, también son bastante comunes de ver y económicos, la desventaja es que requieren instalar la biciclo en altura con el penalidad que esto conlleva. No son todos iguales entre sí:

  • Unos transportan la biciclo con las ruedas hacia arriba, son muy incómodos para ubicar la bicicleta, además se sostiene desde el manillar de la bicicleta y puede afectarlo.
  • Otro de los soporte hace preciso que se desmonte la rueda delantera, para anclar la bici desde las horquillas de ésta. Ocupa poco espacio y no daña la biciclo, pero estamos obligados a montar y desmontar la rueda y transportarla en el maletero.
  • Es más común de todos es el que permite que la bicicleta vaya de pie, sostenida por uno o dos brazos desde el cuadro y atada por la rueda trasera. Es más voluminoso y caro que los anteriores, las sujeciones pueden rayar el cuadro, pero de los sistemas de techo es el más práctico y sencillo de valerse.

Cada portabicicletas yakima trae especificaciones con respecto al tamaño y número de biciclos que puede embarcar. Más allá de cuántas bicis carguemos, debemos conocer las dimensiones de cada una de ellas.

Se adapta a rieles de 20 x 20 mm, y en los de 24 x 30 mm se requiere un adaptador, de todas formas el portabicicletas yakima incluye unas abrazaderas y un sistema en forma de “T”, haciendo que se adapte a varios grosores de raíl.

Es un soporte apto para 2 biciclos; si tratamos de cargamento más biciclos las cintas de sujeción del soporte no harán su trabajo y corremos el riesgo de arañar las bicis. En caminos muy turbulentos, con pozos, piedras y obstáculos por el estilo, las cintas puede perder un poco de tensión, sin llegar al límite de soltarse. Si lo normal es que salgamos por caminos “movidos”, mejor pensar en otro tipo de portabicicletas.

Tiene unos cilindros de goma espuma bastantes gruesos que evitan que las barras del soporte tengan contacto con el coche, pero con el paso del tiempo y las inclemencias del clima pueden deshacerse, y a ver como colocamos gomas nuevas.

Es un portabicicletas ligero, económico y es apto para bicis de niños pequeños. Si no somos asiduos viajantes con la biciclo acuestas es más que suficiente.

Este modelo de portabicicletas yakima es de los que van acoplados a la parte trasera de los coches y está preparado para transportar tres bicis de hasta 16 kilos cada una. Se acopla a la mayoría de automóviles, es ligero pero seguro y su montaje es bastante sencillo.

Las barras están diseñadas en forma de arco y tienen distintos niveles de altura para separar con holgura cada bici. Las patas de las barras que se apoyan en el coche son de goma para no afectar la pintura. También lleva unas correas para asegurar las biciclos.

Algo más caro que los modelos anteriores este portabicis tiene la ventaja de que en él se pueden transportar hasta cuatro bicicletas. Además, aunque esté instalado en la parte trasera del coche, el portabicis se puede abatir por lo que el conductor puede abrir el cajuela sin necesidad de retirar la estructura. Y esto es una gran ventaja con respecto a otras opciones.

También son muy económicos, pues los encuentras desde unos 60 euros. Pero el portabicis de techo tiene muchos puntos en contra. Para empezar son difíciles de embarcar, al tener que cumplir un gran ánimo para elevar la biciclo. También perjudican la aerodinámica del vehículo, lo que supone un aumento de consumo. Y con la bicicleta en el techo tendrás que tener cuidado y no olvidarte de que se limita el acceso a los garajes, y vigilar los aparcamientos cubiertos en las estaciones de servicio.

Portabicis para el carro, cuál mercar

Son más caros que los anteriores (desde unos 160 euros), y requieren la instalación previa de la bola de remolque. Consisten en una especie de plataforma sobre la cual se pueden acoplar las biciclos mediante cintas o pinzas especiales, y la plataforma, que normalmente incluye sus propios pilotos y portamatrícula  queda sujeta a la misma bola. Entre sus ventajas está el diáfano montaje de las bicis, y que permiten abrir el portón del maletero. Como inconvenientes, además de ser los más caros (sólo instalar una bola de remolque puede constar entre 400 y 1.000 euros, según el auto), aumentan mucho la longitud del carro, lo que dificulta las maniobras de aparcamiento. También hay que contar con espacio para guardarlos cuando no se utilizan.

Portabicis para el vehículo, cuál adquirir

Si estás en el proceso de adquisición de un auto nuevo y utilizas con frecuencia la bicicleta, existe un sistema que combina lo mejor de todos los anteriores, y que deberías tener en muy cuenta. Se llama “FlexFix”, y lo ofrece Opel en sus gamas Corsa, Astra, Meriva y Antara (a partir de enero también estará disponible en el nuevo Astra Sports Tourer, la versión familiar del Astra). El FlexFix de Opel es un sistema portabicis integrado en el vehículo que permite transportar 2 bicis de cualquier tamaño (ruedas de entre 18 y 28 pulgadas, y hasta 40 kg en total). Es el sistema portabicis más sencillo de beneficiarse, breve y ergonómico de cuantos he podido probar, y te aseguro que los he probado todos, incluyendo el FlexFix. Además, también es de los más seguros.

No voy a marearte mucho describiendo el sistema. Sólo te diré que utiliza una plataforma integrada bajo el piso del cajuela (este es el único inconveniente, que hay que renunciar a la rueda de repuesto, pero la mayoría de los vehículos vienen ya con kit antipinchazos) que desliza y se esconde en el parachoques trasero. Sacar la plataforma, ubicar los pilotos y acoplar las bicicletas es cuestión de un par de minutos, como puedes ver en este vídeo del FlexFix.

Las ventajas del sistema Opel FlexFix son evidentes: no se necesitan herramientas, y tampoco espacio para guardarlo, pues lo llevas siempre en el coche. Tampoco roba espacio, las bicis se montan con facilidad al quedar a una altura accesible, y es el sistema portabicis que menos perjudica el comportamiento dinámico del coche, sin ruidos aerodinámicos, y con ahorros de combustible que, según Opel, llegan a ser de hasta 2 litros respecto a los portabicis de techo. ¿Inconvenientes? Pues sólo le veo uno, que sólo puedes contar con el sistema FlexFix si lo encargas en un coche nuevo, ya que no se puede instalar a posteriori. El precio, desde 460 euros, no es caro para las ventajas que ofrece, sobre todo si le restas lo que ya te costaría un buen portabicis de bola, el más parecido al sistema FlexFix en cuanto a usabilidad y prestaciones.

Portabicicletas tow-mounted

Finalmente hablemos de portabicicletas con soporte de enganche, el cual soportará tu bici por sus ruedas, además de contar con un estante colgante que lleva la biciclo por su tubo superior.

Los positivos

  • Son muy fáciles de colmar.
  • Tienen el menor repercusión en el consumo de combustible.
  • No dañan la pintura o la carrocería de tu vehículo ya que el dispositivo soporta todo el peso.

Los negativos

  • Necesitarás de una placa y un panel luminoso por separado.
  • Algunos modelos restringen el acceso a la cajuela.

Y, claro, el costo, el cual suele ser menos accesible.

Razones para obtener:

  • Capacidad de carga de 20 kg y compatibilidad con la mayoría de las bicis.
  • No restringe claridad ni acceso a la cajuela.
  • sencillo de usar y de guardar.
  • Cuenta con un soporte de cuadro y bandejas de ruedas para emplazar tu biciclo.
  • Hace un buen trabajo de protección al mantener tu bicicleta segura y en su lugar a través de la abrazadera central y los trinquetes de las ruedas, además de incluir una cerradura.

Incluso, Thule ofrece un adaptador de bicicleta para neumáticos súper gruesos.

Razones para evitar

  • Sólo puede transportar 1 sola biciclo.
  • No hará maravillas por tu consumo de combustible (algo para tener en cuenta si estás planeando viajes largos por carretera).
  • El protector de carbono no está incluido.

Aunque lo anterior ayuda a mantener un precio bajo, además de que, en todo caso, puedes montar más de un dispositivo en las barras del techo si es importante.